Saltar al contenido

Cáncer de mama en animales domésticos

Cáncer de mama en animales domésticos

Cáncer de mama en animales domésticos

La mayoría de la gente es consciente de que las mascotas pueden tener muchos tipos diferentes de cáncer, ya que es la principal causa de muerte en las mascotas más viejas.

Cáncer de mama en animales domésticos

Entre los animales domésticos, los perros parecen tener la mayor prevalencia de cáncer de mama; se estima que 1 de cada 4 perras no esterilizadas desarrollarán una forma de cáncer de mama. Otros animales, tales como gatos, ratas y otros mamíferos pequeños también pueden sufrir de cáncer de mama. Alrededor de la mitad de los perros que son diagnosticadas con cáncer de mama tienen una forma maligna de cáncer, pero si se detecta a tiempo ambos tipos de cáncer pueden ser tratados a través de la extirpación del tumor y la quimioterapia. El cáncer de mama se puede prevenir en la mayoría de las mascotas simplemente por tenerlos esterilizados (y que ayuda con la sobrepoblación de mascotas también!).

El cáncer de mama en los gatos es menos común, ocurre en aproximadamente 1 de cada 4.000 gatos domésticos, sin embargo hasta el 90% de los tumores que se encuentran son malignos. Las opciones de tratamiento siguen siendo las mismas que en los perros, pero son menos eficaces.

Se sugiere que las mascotas no esterilizadas desarrollan cáncer de mama debido a la afluencia de las hormonas que sus cuerpos tinen durante y después de sus ciclos de celo. Después de cada ciclo de celo un perro experimenta lo que se llama un embarazo hormonal, incluso si su mascota no está realmente esperando una camada. Las hormonas producidas estimulan las glándulas mamarias durante este período de tiempo.

Detección y Prevención

Los síntomas más comunes de cáncer en animales domésticos incluyen hinchazón, crecimientos anormales o bultos, llagas que no cicatrizan, pérdida inexplicable de peso o pérdida del apetito, y sangrado o secreción anormal. A veces las mascotas que sufren de cáncer también exhibirá olores extraños, la vacilación para pasear, poco o ningún interés en actividades que antes le excitaban, rigidez o dificultad para respirar, orinar o defecar. Si su mascota está mostrando alguno de estos síntomas, es obligatorio que consulte a su veterinario inmediatamente para descartar el cáncer y otras enfermedades.

Por suerte, la prevención del cáncer de mama en perros y gatos es bastante fácil. La esterilización de sus mascotas se ha mostrado como el método más eficaz para prevenir el cáncer de mama. Existe cierto debate sobre la edad a la que deben ser esterilizados. La mayoría de las investigaciones han demostrado que la esterilización de su perro o gato antes de su primer ciclo de celo puede reducir su riesgo de manera significativa, pero una reducción del riesgo se ha observado también en animales esterilizados antes de los 3 años. Hable con su veterinario para determinar la mejor edad para someter a su mascota al procedimiento de esterilización.
También hay investigaciones que sugieren que un perro o un gato que ha dado a luz al menos una camada de cachorros o gatitos tienen menores tasas de cáncer de mama. Yo soy más defensora de la esterilización porque ya hay demasiados animales que necesitan un hogar en los refugios.

Incluso si su mascota está esterilizada, debe realizar exámenes de mama mensuales en las mascotas mayores de 5 años. Gire la piel y el tejido alrededor de cada pezón suavemente entre sus dedos y sienta si hay bultos. Si nota algún bulto, incluso una muy pequeño, haga una cita con su veterinario para que lo revise a fondo. La prevención temprana es la clave para aumentar las probabilidades de un tratamiento exitoso.

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies