Gatos agresivos

Identifique las 5 causas de la agresión felina hacia la gente y aprenda las soluciones más eficaces

Gatos agresivos

El comportamiento agresivo hacia las personas puede ser un signo de estrés. Conocer la causa de la agresión (estrés) le ayuda a elegir la solución adecuada. Debe distinguir entre un gato verdaderamente agresivo y uno que puede tener problemas médicos.

La agresión de su gato podría deberse a dolor debido a la artritis o hipertiroidismo. Pregunte a su veterinario para descartar causas médicas comunes antes de asumir que la agresión de su gato es estrictamente conductual. Su veterinario también puede aconsejarle sobre el manejo de forma segura a su gato para evitar arañazos y mordiscos.

Después de obtener consejo veterinario y un certificado de buena salud para su gato, trate de identificar cuál de los siguientes tipos de agresión presenta su gato.

  • Juego agresión
  • Agresión redirigida
  • Agresión miedo
  • Petting – inducida agresión
  • Estado – Relacionado agresión


JUEGO AGRESIÓN

Causas: Es posible que sin saberlo, contribuya a reproducir la agresión mediante el uso de los dedos como juego. Esto envía un mensaje de que está bien morder. Un gatito separado de sus compañeros de camada demasiado pronto podría no haber aprendido el comportamiento social adecuado, como los arañazos y mordiscos.

Soluciones: Use un juguete interactivo para poner una distancia segura entre los dientes de su gato y los dedos. Utilice el juguete para estimular sus instintos naturales de caza. Permita que ataque el juguete y la demuestre sus habilidades de caza. Debe estimularlo almenos 15 minutos en dos sesiones interactivas al día. Los gatos que no experimentan suficiente interacción energética podrían pedir tiempo de juego a través del comportamiento para llamar la atención mordiendo.

En muchos hogares, la única estimulación a disposición del gato viene en la forma de los pies en movimiento de las personas. Si su gato ataca a sus tobillos, probablemente indica una necesidad de más tiempo de juego.

AGRESIÓN REDIRIGIDO

Causas: esta agresión puede aparecer cuando el gato está estresado o en una situación que no puede controlar. Por ejemplo, un gato de interior en la ventana ve a un gato desconocido en el patio. Agitado, el gato salta de la ventana, corre hacia el animal o humano más cercano y le ataca. A continuación, debe encontrar lo que ha causado la agresión en su gato. Lo que ha causado este inusual conflicto entre los gatos.

Soluciones: No trate de sujetar o tocar el gato. Muévase lentamente y consiga mantenerlo en una habitación para que se calme. Pueden pasar varias horas, simplemente déjelo solo y se calmará. Mientras que el gato está en la habitación debe quitar lo que desencadenó la situación, cubra la ventana hasta que se disocie el episodio. Después de un rato, abra la habitación y déjelo salir. No trate de consolarlo, déjelo solo, él se acercará cuándo esté preparado. Ante cualquier signo de agresión, deberá regresar a la habitación de nuevo.

AGRESIÓN MIEDO

Causas: Cualquier gato puede exhibir el miedo agrediendo como una respuesta normal de supervivencia a una amenaza potencial. El gato gruñirá y silbará con la esperanza de asustar a su oponente. Si eso no funciona, el gato se agacha, utilizando el lenguaje corporal para enviar dos mensajes a la vez: “Voy a luchar si tengo que hacerlo, pero prefiero que te vayas.” Mirará fijamente al oponente, pero la parte de atrás estará hacia los lados, listo para escapar. Los niños a menudo se convierten en víctimas de agresión por miedo cuando tratan de agarrar a los gatos en contra de su voluntad. Enseñe a los niños a reconocer una postura temerosa y no forzar el afecto o inmiscuirse en el área “segura” de un gato. Muchos gatos pueden ser etiquetado como agresivos porque sus señales de miedo no se respetaron. Ellos aprenden que pueden comunicarse sólo a través de la agresión.

Soluciones: Ofrecer un refugio seguro porque un gato asustado siempre busca escapar. Establecer escondites en su casa y pensar en conseguir una ”árbol” para gatos, ya que muchos gatos se sienten más seguros en lugares elevados.


AGRESIÓN INDUCIDA

Causas: Su gato parece disfrutar de la atención hasta que de repente se gira y le muerde la mano. La culpa se debe a la sobreestimulación. Algunos gatos inicialmente disfrutan con las caricias pero cuándo ellos no quieren seguir, tienes que parar o puede acabar en mordisco o arañazo.

Soluciones: Observe el lenguaje corporal. Un gato alcanzando los límites de la tolerancia suele dar señales de alerta, que pueden incluir espasmos de la piel, rizar la cola, aplanamiento o parpadeo de las orejas, el cese de ronroneo, gruñido y posiciones cambiantes. Aprenda cuál es el límite de tiempo de su gato. Si su gato se irrita después de cinco minutos, deje de acariciar después de tres.

AGRESIÓN RELACIÓN

Causas: El gato siente que es superior a una determinada persona en la casa. Algunos gatos necesitan controlar su entorno y reaccionan agresivamente a la interacción no iniciada. El gato puede morder o simplemente apoderarse de su mano.

Soluciones: Si su gato muestra esta agresión, mientras está en su regazo, mantenga los brazos y las manos separados de él y póngase de pie para que su gato caiga suavemente al suelo. Si su gato solicita atención de una manera dominante, niéguese a interactuar dando la espalda y haciendo caso omiso de él.

Premie el comportamiento positivo con una golosina. Nunca golpee o grite al gato.Tras una semana de modificación de la conducta el gato empezará a relajarse, comenzarán a asociar la persona de destino con experiencias positivas y, finalmente ellos iniciarán las caricias y los mimos.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies